PROCESO. Se inicia la actividad con un diálogo sobre lo que entendemos por respetar a los demás. Para ello, se pide a los alumnos que comenten las siguientes afirmaciones y añadan otras:

Respetamos a los demás cuando:

* Llamamos a los compañeros por su nombre y no por el mote.

* Escuchamos sin interrumpir.

* No empujamos por los pasillos.

* Sabemos guardar un secreto.

* Valoramos la forma de ser de cada uno.

El profesor/a invita a los alumnos/as a comprobar cómo se vive este valor en el grupo.

Primero indica que se coloquen de pie formando un círculo; después dará a cada uno cinco vasos de plástico. Entonces les explica que deben entregar esos cinco vasos, siguiendo unas reglas, a los compañeros/as que muestran un mayor respeto hacia los demás. No se trata de una votación, sino de una toma de conciencia sobre quiénes actúan habitualmente respetando a los otros. Conviene dejar un tiempo para que cada uno/a piense a quien va a entregar sus vasos, y por qué.

Las normas de intercambio son:

* Ha de hacerse en silencio absoluto.

* Nadie puede pedir que le den algún vaso.

* Hay que repartir los cinco vasos.

* Se pueden entregar más de un vaso a la misma persona (incluso todos).

Terminado el intercambio, se da paso a un diálogo sobre la experiencia vivida. Algunas cuestiones que pueden ayudar son:

* ¿Cómo te has sentido al recibir vasos?

* ¿Te ha costado decidir a quién se los dabas?

* ¿Por quién te has decidido y por qué?

* ¿Cómo podemos ayudarnos para respetarnos más los unos a los otros?

OBSERVACIONES. Con esta actividad se persigue que el grupo tome conciencia de quiénes son los alumnos/as más valorados por saber respetar a los demás.

capitulo-de-dragon-ball-en...-un-vaso-1009x504

Anuncios